Quantcast
MIéRCOLES

20

Mar...

Actualidad

El dinero para las onces, ¿mito del pasado?

¿Qué determina la forma en que los niños deciden gastar su dinero en sus onces? Un nuevo estudio muestra que la experiencia de los niños con el dinero y su gusto por las marcas influyen en las decisiones de compra, y que para algunos niños, los altos precios de los alimentos poco saludables podrían motivar elecciones más saludables.

 

 

Además de los padres, muchos actores, tales como colegios, gobiernos y fabricantes de alimentos, influyen y modifican el consumo de alimentos entre los niños, densos en energía y pobres en nutrientes, a través de una multitud de formas como la orientación y restricción de los padres hacia dichos alimentos, programas escolares (almuerzo escolar y máquinas expendedoras), mandatos gubernamentales (impuestos, campañas de educación nutricional) y mensajes de mercadeo.

 

 

Investigadores co-liderados por los profesores Monika Hartmann de la Universidad de Bonn y Sean Cash de la Escuela de Ciencia y Política de Nutrición de Friedman en la Universidad de Tufts estudiaron las formas en que los niños de 8 a 11 años utilizan sus propios ingresos disponibles, predominantemente un subsidio proporcionado por un padre, para comprar comida por su cuenta. En el estudio, informan que el conocimiento de la marca no estaba necesariamente relacionado con la preferencia de los alimentos. Es importante destacar que, en la experiencia de los niños, el alcance del dinero influyó  en sus decisiones de compra, lo que sugiere que los precios más altos de los bocadillos no saludables pueden ser útiles para motivar al menos a los niños que tienen experiencia con el dinero a elegir opciones más saludables.

 

 

Teniendo esto como base, desarrolladores de apps han decidido crear nuevas metodologías de compra y consumo de los niños, con el fin de brindarles a los padres la seguridad de una buena alimentación en el colegio. Estas aplicaciones cuentan con la opción de crear perfiles para los niños a los que deseas elegirles la comida. De esta forma, el responsable podrá seleccionar la opción que más le guste para almuerzos o loncheras, elegir el niño al que desea entregarle eso y pagar online, con el fin de facilitarle el proceso y evitar que el niño manipule el dinero y compre alimentos poco saludables. 

 

 

Un ejemplo de esto es Meals Control, una aplicación desarrollada por Grupo NW, la cual permite que los padres seleccionen entre una variedad de opciones, ciertos alimentos para que su hijo consuma durante el recreo. Es así como los padres podrán elegir unos días frutas y jugos naturales, y permitirle consumir otros días alimentos como ponqués o galletas, teniendo control total sobre la alimentación y logrando conservar un balance nutricional entre azúcares, proteínas  y carbohidratos.

 

 

Actualmente, en Estados Unidos, varios colegios permiten que esto se realice de esta forma, manteniendo igualmente la opción alimentaria que se ofrece en los comedores y cafeterías institucionales.

Autor:
colegiosweb.gruponw.com