Quantcast
MIéRCOLES

13

Mar...

Actualidad

Dietas balanceadas en colegios, un beneficio para los niños

La mayoría de los países del mundo proporcionan comidas escolares: al menos 368 millones de niños son alimentados diariamente en las escuelas. Sin embargo, aún existen muchos colegios que cuentan con máquinas expendedoras llenas de alimentos poco saludables y altos en azúcares.

 

 

Esto puede molestar a los padres, ya que ellos también buscan que sus hijos conserven una buena alimentación y de nada sirve que, en sus hogares reciban todos los nutrientes y en el colegio no sea así. 

 

 

La alimentación influye en muchos factores del día a día. Es un hábito que puede determinar nuestras rutinas y nuestro ánimo. Esto se puede ver reflejado, por ejemplo, en que incluso afecta el rendimiento escolar de los niños. Así lo han determinado diversos estudios que afirman que los más pequeños que seguían dietas saludables mejoraban sus notas en el colegio, además de disfrutar más de sus actividades.

 

 

Las comidas escolares nutritivas y saludables son buenas para los niños. El enfoque es bueno para su salud, para su desarrollo y educación. Pero además de proporcionar y promover la ingesta de comidas saludables y nutricionalmente equilibradas, los programas de alimentación escolar también pueden aumentar la demanda de granjas locales. productos y apoyo a sistemas locales más eficientes de adquisición y entrega de alimentos.

 

 

Por otro lado, algunos comedores escolares tienen también muchos aspectos por mejorar para conseguir que sus menús estén más equilibrados y actúen en concordancia con las familias para, entre todos, cuidar la alimentación de los niños.

 

 

Algunas opciones que serían positivas para los padres, en caso de que deseen tener mayor control sobre el consumo de alimentos en horario escolar, sería empacar alimentos desde la casa, los cuales estarían preparados y regulados de acuerdo a lo que sus padres consideren. 

 

 

De acuerdo a estudios realizados se ha establecido que una buena alimentación debe contar con las diferentes categorías presentadas en la pirámide alimenticia como son:

 

 

  • Fruta natural (3 raciones) y verduras frescas (2 raciones) de manera diaria
  •  Legumbres, pescados y frutos secos al menos una vez a la semana
  • Aceite de oliva como aliño habitual
  • Agua como bebida principal

 

 

Sin embargo, alimentos de la cúspide de la pirámide, que son de consumo ocasional, como azúcares y embutidos, pueden ser consumidos pero de manera moderada, ya que los niños también requiere de estos para mantener altos niveles de energía, pero no puede ser llevado al límite y abusar de estos. 

 

 

Pero, sabemos que puede ser difícil que los niños ingieran con gusto las frutas y verduras, por lo que en algunos colegios se ha optado por implementar estrategias novedosas que llamen la atención de los estudiantes para consumirlos con gusto. Un ejemplo puede ser crear un día especial para comer fruta, incentivando a que todos lleven una fruta o que estas les sean entregadas en las instalaciones del colegio. Esto puede permitir que los niños, al ver a sus otros compañeros comer estos alimentos, vean que son buenos y que si todos lo comen también quieran hacerlo. 

 

 

Son muchos los padres que, concientizados con la alimentación de sus hijos, proponen alternativas más saludables, que sin embargo no siempre son apoyadas por otras familias que lo ven como "hechos excepcionales", "divertidos para los pequeños" o a los que "no hay que dar ninguna importancia".

 

 

En general, se debería considerar que todos los padres, profesores y directores del colegio estén en la misma página cuando se trata de la alimentación y salud de los más pequeños y optar siempre por medidas saludables.

Autor:
colegiosweb.gruponw.com